Encuentro extraterrestre, la visión de Juan Diego con la virgen de Guadalupe

Encuentro extraterrestre, la visión de Juan Diego con la virgen de Guadalupe

Historias que se quedan para siempre ocultas, resguardadas sólo por algunos...

La historia del encuentro de Juan Diego con la Virgen de Guadalupe ha sido celebrada desde el siglo XVII hasta nuestros días, se ha usado su último milagro para conmemorar el día del festejo que es cada 12 de diciembre en México. Día en el que según un pasaje descrito en el año de 1629, la Ciudad de México se oscureció bajo una tormenta que duró 36 horas.

El Nican mopohua

Nican mopohua

El Nican mopohua que significa "Aquí se narra", es un relato en Náhuatl que habla sobre la historia de un campesino llamado Juan Diego que mientras escalaba una colina se encontró con la visión de la Virgen de Guadalupe, misma que le ordenó construir una iglesia en ese lugar por ahí de diciembre de 1531.

"Por un gran milagro apareció la reina celestial, nuestra preciosa madre Santa María de Guadalupe, cerca del gran altépetl de México, ahí donde llaman Tepeyacac" Título en español del Huei tlamahuiçoltica.

Este relato viene dentro del Huei tlamahuiçoltica, libro que en náhuatl significa "El Gran Suceso", el cual fue publicado en el año de 1649. (El título original es Huei tlamahuizoltica omonexiti in ilhuícac tlatohcacihuapilli Santa María Totlazonantzin Guadalupe in nican huei altepenáhuac México itocayocan Tepeyácac)

En tal narración, Juan Diego asevera a la virgen que nadie le ha creído de su presencia, por lo que ella le da una señal divina apareciendo rosas en su tilma (también llamado tilmatli, una especie de capa/prenda usada por los hombres en el posclásico y la época colonial), pero no fue gracias a eso que la afirmación de tal suceso se propagó de generación en generación, sino que dentro de ella aparece un retrato de la Virgen de Guadalupe.

Un tilma extraterrestre que tras 400 años no se deforma ¿Encuentro alienígena?

Virgen de Guadalupe

Hoy en día el tilmatli se encuentra intacto en la basílica de Guadalupe, por más de 400 años no le ha pasado el tiempo y sigue intacto a pesar de haber pasado incendios y una explosión (donde una cruz de hierro se torció pero la este  no).

Es por ello que muchos apuntan a que el milagro podría tratarse de un encuentro alienígena. Aunque los primeros datos sobre este tipo de experiencias datan del año 1800 y principios de 1900, es posible que para el año de 1600 esto ya hubiese sucedido sin tener dato alguno de ello.

Por otro lado, estudiosos  han encontrado otras cualidades inexplicables en dicho objeto, específicamente en los ojos de ella, donde se ven algunas figuras humanoides, que si bien se cree que es un reflejo de los que presenciaron el momento del primer milagro otros aseveran que se trata de otro tipo de experiencia.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias