Breaking Bad: Los 2 personajes principales que debían morir en la primera temporada Breaking Bad: Los 2 personajes principales que debían morir en la primera temporada

Breaking Bad: Los 2 personajes principales que debían morir en la primera temporada

La historia de la serie, como la conocemos, estuvo a punto de cambiar. De acuerdo con el showrunner de Breaking Bad, un suceso inesperado le impidió presentar la trama que tenía preparada originalmente y que incluía la eliminación prematura de dos personajes principales.

Breaking Bad, la icónica serie transmitida entre 2007 y 2013 en AMC, es lo que es por los hilos narrativos que lograron cautivar, emocionar y estremecer a los espectadores. Sin embargo, la historia no estaba planeada ser contada de la misma forma en la que pudimos disfrutarla en la pantalla.

Showrunner de Breaking Bad tenía planeado asesinar a 2 personajes en la temporada 1 con el fin de impactar a los fanáticos

Un suceso inesperado, que afectó a todas las producciones que estuvieron al aire entre 2007 y 2008, cambió por completo  la serie. De acuerdo con el showrunner, Vince Gilligan, si la trama hubiese seguido el plan original, la producción habría terminado mucho antes de lo esperado.

Cuando el Writers Guild of America (Gremio de Escritores de Estados Unidos) inició una huelga de cuatro meses en el 2007, muchos programas recibieron un golpe duro, incluido Breaking Bad . Y es que la serie apenas estaba comenzado cuando la huelga eliminó dos episodios de la primera temporada, que originalmente tenía nueve capítulos.

En esos dos capítulos, Gilligan que se consideraba a sí mismo como un showrunner arriesgado, pensaba matar a los personajes de Hank (Dean Norris) y Jesse (Aarón Paul), que finalmente estuvieron presentes en la trama hasta su última temporada.

Jesse y Hank eran los personajes que inicialmente iban a morir en la temporada 1 de Breaking Bad

Cómo lo explica Gilligan, hay que agredacer a la huelga por haber cambiado su forma de pensar, porque en principio buscaba la manera de hacer que los espectadores regresaran para la segunda temporada y esa estrategia incluía un final impactante en el que estos dos personajes morían.

Pero ahora Gilligan entiende que hizo lo correcto, pues la muerte de Hank y Jesse habría cortado muchos hilos futuros de su historia. La pérdida de Jesse habría eliminado a Jane y su muerte. Hubiera cortado a Gale Boetticher y su dramática salida (que afectó a Jesse). Mike podría no haber tenido el mismo papel, y el hilo de Gus Fring no habría tenido el mismo impacto.

Emiro Antonio

Locutor. Redactor especialista en series policiales, dramáticas y de comedia. Fan de la música y del séptimo arte. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias