Chicago Fire Temporada 10: Los eventos del episodio 4 cambiarán la serie para siempre

Chicago Fire Temporada 10: Los eventos del episodio 4 cambiarán la serie para siempre

El episodio 4 de la temporada 10 de Chicago Fire ha dado mucho de qué hablar a los fanáticos que ahora se encuentran sorprendidos por todo lo que ha ocurrido, sobre todo la decisión de un personaje en particular.

Chicago Fire tenía muchas historias sin resolver en el episodio de esta semana. Estaba la batalla cuesta arriba que Brett (Kara Killmer) estaba montando contra la escasez de ambulancias, el dilema que Cruz (Joe Minoso) enfrentó mientras trataba de recuperar su confianza y, por supuesto, la decisión de Matt Casey (Jesse Spencer).

Chicago Fire: El episodio 4 ha complicado el destino de Casey en la serie

Las dos primeras subtramas obtienen soluciones concretas, pero la tercera resulta más complicada. Se supone que el tiempo de Casey fuera de la estación de bomberos es temporal, pero sus encuentros con Griffin (Cameron Scott Roberts) y el atribulado Tim lo llevan a considerar dejar Chicago Fire para siempre.

El episodio comienza en un momento dulce. Casey se prepara para irse a su viaje, y Brett le pregunta en broma por qué no deja más artículos en su casa. Los dos se abrazan, aunque está claro que Brett es reacia a separarse tan pronto de su nuevo novio.

El jefe Hawkins (Jimmy Nicholas) acepta investigar la solicitud de Brett de ayuda adicional de paramédicos, y mientras ella lucha por causar una buena primera impresión, demuestra ser una experta en el campo.

Chicago Fire: Casey ha decidido que lo mejor para los niños es dejar Chicago para siempre

Hawkins le da luz verde a su programa de paramedicina, y Brett, muy feliz, pide ayuda a Mouch. Sin embargo, la celebración es de corta duración, porque los intentos de Brett de ponerse en contacto con Casey se encuentran con distracción o desinterés involuntario.

Esto juega con lo que el showrunner Derek Haas llamó "complicaciones" para la pareja. En otra parte, Casey intenta y no puede volver a conectarse con Ben. Se da a entender que Ben está incursionando en las drogas, y el niño deja en claro que no quiere tener nada que ver con Casey y sus actos de bondad.

Casey tiene una reunión con los maestros de Griffin y Ben, durante la cual menciona sus planes de traerlos de regreso a Chicago con él. Los profesores rechazan la idea, afirmando que los chicos han sido desarraigados demasiadas veces en sus vidas y lo que más necesitan es estabilidad.

En una breve y crucial escena de Chicago Fire con Herrmann (David Eigenberg), Casey se desahoga sobre su amor por el trabajo y su amor por los chicos Darden. Después de una larga pausa, Casey llega a la conclusión de que debería dejar la Firehouse 51 y mudarse a Oregon para convertirse en padre adoptivo.

Winder Muñoz

Emprendedor del ciberperiodismo. Creador de contenidos digitales desde 2019. Amante de las series de ciencia ficción y la cultura pop.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias