Friends: Lo que sospechábamos de Matthew Perry y su problema mientras hizo la serieFriends: Lo que sospechábamos de Matthew Perry y su problema mientras hizo la serie Friends: Lo que sospechábamos de Matthew Perry y su problema mientras hizo la serieFriends: Lo que sospechábamos de Matthew Perry y su problema mientras hizo la serie

Friends: Lo que sospechábamos de Matthew Perry y su problema mientras hizo la serie

En la década de 1990, la fama que habían alcanzado los 6 actores de la comedia de NBC, Friends era increíble, para muchos fue el mejor momento de sus vidas, para otros no. El actor Matthew Perry estuvo lidiando con la mayor batalla de su vida mientras los flashes y alfombras rojas crecían a su alrededor.

Por:  Vicky Zoe

Matthew Perry quiso ser un actor exitoso desde siempre, ansiaba con fuerzas tener la atención y la fama que acompaña al éxito. “Me salía vapor de los oídos, quería tanto ser famoso. Quieres atención, quieres dinero y quieres el mejor asiento en el restaurante”; esto dijo en una entrevista sobre su paso por Friends y cómo tuvo que sobrellevar sus adicciones en el proceso.

Al comienzo de Friends la fama le sonrió a Matthew Perry y luego lo arrinconó

Cuando le asignaron el papel de Chandler Bing en Friends, Perry trabajaría con otros grandes jóvenes actores como Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc y David Schwimmer, y esto era tan maravilloso para él, pues le garantizaba un proyecto que no podía fallar, y que sería muy distinto de los anteriores en los que había estado y que lo habían enfilado a los vicios por el fracaso que representaron dentro de su carrera artística.

Perry tenía problemas financieros “Necesitaba desesperadamente, desesperadamente, el dinero”, dijo una vez. Y una vez que consiguió Friends, estos inconvenientes se resolvieron; ya que la primera temporada, los seis miembros del elenco ganaron 22.500 dólares por episodio, luego 75 mil en la tercera temporada y, finalmente, $ 1 millón por episodio en las temporadas 9 y 10. No tendría que preocuparse por eso en un buen rato. Sin embargo, las deudas lo acosaban y la depresión lo esperaba en un rincón.

Al igual que su personaje Chandler, Perry encontró similitud en el papel de cierto modo, ya que él también trató de esconderse detrás de las bromas. “No es casualidad que Chandler sea un tipo que intenta disuadir sus propios sentimientos emocionales humanos con la risa. Eso es lo que hice durante años”, explicó Perry. “He tratado de hacerme pasar por un bromista, como si pasar el rato conmigo fuera como unas vacaciones. Pero eso solo podría llevarme hasta cierto punto”.

En 2002, un año después de estar sobrio y a 2 años de que Friends acabara, Perry contó al The New York Times que: “Cuando llega la fama, es como Disneylandia por un tiempo. Para mí duró unos ocho meses, este sentimiento de 'Lo logré, estoy emocionado, no hay ningún problema en el mundo'. Y luego te das cuenta de que no logra nada, ciertamente no está llenando ningún agujero en tu vida”, “No me puse sobrio porque tenía ganas. Me puse sobrio porque me preocupaba que iba a morir al día siguiente”.
 

Su paso por Friends será inolvidable y es un ejemplo de superación

A pesar de ser que él fue la fuente de tantas risas para el público (34 millones de espectadores para el estreno de la temporada de 2002), la vida privada de Perry no era tan divertida como se imaginan. Debajo, lidiaba con un oscuro secreto. “Desde la perspectiva de un extraño, parecería que lo tengo todo”, continuó. “En realidad, fue un momento muy solitario para mí porque sufría de alcoholismo”. De hecho, en una entrevista confesó que "No recuerdo tres años, estaba un poco fuera de sí en ese momento, en algún lugar entre las temporadas tres y seis”. Intentaba esconderlo de mis compañeros, pero eventualmente se daban cuenta.

Una década haciendo reír a millones y es ahora cuando Matthew Perry se ha sincerado sobre su adicción a las drogas y la bebida que estaba ocurriendo detrás de escena y lo convirtió en "un tipo enfermo" y resaltó que todavía le cuesta mirar fotos de sí mismo de esa época. Los fanáticos recordarán que su peso fluctuó enormemente durante las distintas temporadas, lo que se convirtió en una clara indicación de sus períodos dentro y fuera de rehabilitación. Etapa superada y ahora es un ejemplo de que sí se puede encontrarse en las risas que tanto brindó a su público.
 

Vicky Zoe

Venezolana y caraqueña. Comunicadora Social, brontofóbica y pogonofílica, tatuada, medio geek que baila salsa, maradoniana y que lee mucho. Una cuarentona en búsqueda de nuevas tendencias y aventuras, hasta que el cuerpo aguante. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias