Game of Thrones: Detalles del desastroso episodio que casi borra a la serie del mapa

Game of Thrones: Detalles del desastroso episodio que casi borra a la serie del mapa

Uno de los secretos mejor guardados de Game of Thrones se refiere al primer episodio que se filmó a modo de prueba y que afortunadamente no fue mostrado a ninguna cadena de televisión, pero que hoy en día los fans más acérrimos de la serie buscan conocer como una curiosidad, ya que sus mismos productores admiten que fue un desastre.

Es por todos conocida la gran polémica que causó la famosa serie de fantasía de HBO, Game of Thrones, con su impactante final alabado por unos y criticados por otros, tanto por el público como por la crítica especializada. Pero no todos saben que hubo un episodio en particular, que de haberse hecho público habría acabado con la serie completa y que se ha convertido en la curiosidad más buscada por los fans.

Hay una primera versión no transmitida del piloto original de Game of Thrones

Podría verse como una ironía, pero si los episodios finales de la octava y última temporada de Game of Thrones transmitida en 2019 creó una de las mayores divisiones entre sus espectadores en la historia de las series de televisión, su primer episodio piloto no transmitido hubiera recibido la opinión unánime al calificarlo como un desastre imposible de ver.

Para toda serie de televisión que busca apoyo financiero para producirse, la regla a seguir es que sus creadores graben un episodio piloto que defina el potencial del programa y que se presenta a los ejecutivos de las grandes cadenas de transmisión para su aprobación y de lograrse, es el que usualmente ve el público con algunos cambios menores conforme a algunas observaciones hechas por los expertos de la industria.

Algo que no todos los fanáticos saben, es que hay una primera versión no transmitida del piloto original de Game of Thrones tal como se conoció después. Y de acuerdo a las confesiones de los actores que participaron en las grabaciones y algunos comentarios de los propios creadores del espectáculo, este primer borrador estuvo muy lejos de ser un éxito.

Game of Thrones se estrenó por HBO el 17 de abril de 2011 con un 90 % de escenas nuevas

De acuerdo con la guía escrita por el reportero de Entertainment Weekly, James Hibberd, titulada Fire Cannot Kill a Dragon: Game of Thrones and the Untold Story of the Epic Series (El Fuego No Puede Matar a un Dragón: Juego de Tronos y la Historia No Contada de la Serie Épica), revela con detalles que la primera versión del episodio piloto de la serie, fue un total desastre.

Entre los detalles que se pueden conocer destacan que algunos de los actores que protagonizaron Game of Thrones y que interpretaron a sus personajes en esta primera versión del episodio piloto, contaron algunas anécdotas sobre cómo ciertos disfraces o ciertas escenas eran simplemente ridículas. Al respecto, el actor Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister) recordó que nadie sabía lo que estaba haciendo o lo que estaba pasando.

Por su parte, la actriz  Lena Headey, quien interpreta a la hermana de Jaime, Cersei Lannister en Game of Thrones, se refirió a cómo se presentó visualmente a su personaje durante la filmación  comparándose con una bailarina de las Vegas muy lejos de la elegante y sutilmente peinada villana que todos conocemos.

Otro que comenzó sobre su aspecto fue, el actor Harry Lloyd, quien interpretó al personaje del hermano de Daenerys Targaryen, Viserys, quien consideró que la peluca que le tocó usar fue un error creativo con un corte bob de color blanco titanio y plata. Incluso Kit Harington, famoso  por interpretar al admirado Jon Snow en Game of Thrones, años después al referirse a ese episodio en el que incluso su personaje aparecía borracho, reconoció que en aquel momento pensó que no se veía bien y que no se sentía correcto.

Quizás el comentario más contundente que define lo grave que pudo ser para Game of Thrones si los ejecutivos de HBO hubieran visto el primer episodio piloto, vino del guionista Craig Mazin, amigo personal de los creadores de la serie David Benioff y Dan Weiss, quien lo calificó como una desastre incomprensible y enredado asegurando que no servía para nada tal y como estaba.

Una de las pocas cosas buenas que trajo consigo tanta crítica al primer piloto de Game of Thrones, es que las actrices que interpretaban a Daenerys Targaryen y Catelyn Stark se retiraron, por compromisos personales o por que temían que fuera un fracaso, pero lo cierto es que dieron paso a Emilia Clarke y a Michelle Fairley respectivamente. Dos años después con muchas modificaciones y un director nuevo, el primer capítulo de Game of Thrones se estrenó por HBO el 17 de abril de 2011 con un 90 % de escenas nuevas.

Emiro Antonio

Locutor. Redactor especialista en series policiales, dramáticas y de comedia. Fan de la música y del séptimo arte. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias