Game of Thrones: El episodio que decepcionó a los fans mucho antes del polémico final

Game of Thrones: El episodio que decepcionó a los fans mucho antes del polémico final

El controvertido final de la temporada 8 de Game of Thrones, fue precedido por otros episodios muy polémicos que en su momento fueron criticados por los fans de la famosa serie, uno de ellos está relacionado con la caída del Muro de Hielo y el accidentado camino que tomaron los productores para llegar a ese punto de la narración.

No importa que la famosa Game of Thrones ya tenga dos años de finalizada (mayo de 2019) y que su último episodio haya traído consigo más críticas que elogios, aún sigue siendo motivo de análisis por parte de sus más acérrimos seguidores, ahora más que nunca cuando su precuela House of the Dragon es un hecho y mientras esperan la fecha oficial de estreno en HBO.

Game of Thrones Temporada 7: Episodio 6 titulado Beyond the Wall

Sin duda, la adaptación televisiva de la obra del escritor R.R. Martin titulada Game of Thrones presentó un final que no fue del agrado de una significativa mayoría de fanáticos de la serie y de los libros, provocando una enorme división hasta en la crítica especializada que ha llevado a un análisis concienzudo de las señales que desde antes venía dando el programa, cuando no tuvo más remedio que seguir su rumbo apartado de las historias de los libros que aún no están publicadas.

Como se recordará, el autor de Game of Thrones, aseguró que va a escribir un final distinto para la historia, habiendo dicho que "nunca pensó" que la serie de televisión lo alcanzaría sin haber concluido la saga. Aunque en su momento la propia HBO informó que contaba con el permiso explícito del autor para desarrollar las tramas que ellos convengan como más interesantes, pasando de ser una adaptación a solo basarse en ella. Esto dijo Martin a la prensa cuando la serie sobrepasó la quinta temporada y su quinto libro.

"'Me alcanzaron y me pasaron, y ya sabes, eso lo hizo un poco extraño porque ahora el programa estaba delante de mí y el programa iba en direcciones algo diferentes, así que sigo trabajando en el libro, pero verás mi final cuando salga”.

En este contexto, uno de los episodios que más decepcionó a los fanáticos y que fue motivo de gran polémica ocurrió en la penúltima temporada considerada como la etapa en que Game of Thrones marcó un cambio real en la narración del programa. Con solo siete episodios en lugar de los 10 habituales, el ritmo se aceleró en un intento de  poner todas las piezas en su lugar para el eventual final.

Como se recordará, el desenlace más impactante de la temporada 7 fue cuando The Night King (El Rey de la noche) junto al resto de sus caminantes blancos fueron pieza clave en la muerte y captura de Viserion una de los poderosos dragones de  Daenerys (Emilia Clarke) en el episodio 6 ( Beyond the Wall). Dando así la puerta de entrada al arco de la narración que mostraría la última temporada luego que llegaran a un acuerdo las casas Lannister, Stark y Targaryen, sobre el pelear juntos contra un mismo objetivo, los Caminantes Blancos.

Fue al final de la séptima entrega cuando serían los temidos y legendarios monstruos venidos del norte quienes dieron una sorpresa en Game of Thrones al aparecer en la serie en una masiva incursión bajo el mando del del Rey de la Noche, el cual aprovecho la fuerza del dragón de Daenerys para derribar el Muro de Hielo como anuncio de que el ataque esperado por siglos había comenzado.

La mayor crítica sobre la temporada 7, se debe a cómo los escritores idearon la ruta de la narración que justificaría la muerte del dragón de Daenerys a manos del rey de la Noche en el capítulo Beyond the Wall, para que posteriormente convertido en un caminante blanco con su fuego transformado pudiera derribar el muro con la necesaria rapidez para que la invasión de los muertos ocurriera en la octava temporada.

Ciertamente, el plan para capturar a un caminante blanco para mostrárselo a una incrédula Cersei Lannister (Lena Heady) fue quizás el peor visto en todo Game of Thrones porque no tenía sentido. Pero todo fue diseñado con un propósito muy específico, la historia tenía como objetivo conseguir que un dragón estuviese al norte del Muro, cosa que es comprensible aunque había otras piezas en el tablero que Game of Thrones podría haber usado en su lugar.

Winder Muñoz

Emprendedor del ciberperiodismo. Creador de contenidos digitales desde 2019. Amante de las series de ciencia ficción y la cultura pop.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias