House of Cards: Todavía recuerdan cómo el fantasma de Spacey casi destruye al programa House of Cards: Todavía recuerdan cómo el fantasma de Spacey casi destruye al programa

House of Cards: Todavía recuerdan cómo el fantasma de Spacey casi destruye al programa

Atrás quedaron los premios y la gran fama de House of Cards reconocida y elogiada mundialmente como la primera serie original de una plataforma de streaming, cuando llegó el escándalo de su protagonista Kevin Spacey todos temieron que fuera su fin, aunque su otra protagonista Robin Wright siempre creyó lo contrario.

Aunque finalizó en 2018, House of Cards con Kevin Spacey y Robin Wright quedó registrada en la historia del entretenimiento como la serie que rompió los esquemas establecidos, allanó el camino para los originales de Netflix y demostró que los programas transmitidos por internet podían ser igual o incluso más exitosos que los tradicionales, aunque en la cima de su máxima popularidad recibió un duro golpe del que muchos aseguran nunca se recuperó del todo.

House of Cards allanó el camino del éxito para las series originales de Netflix

Al respecto, los comentarios de la actriz Robin Wright sobre el grave problema que enfrentó la producción después de su quinta temporada se volvieron virales en su momento, hoy en día a la estrella se le sigue preguntando sobre su experiencia en la serie que se transmitió por espacio de seis temporadas y en la que incluso dirigió el episodio final.

House of Cards es la historia de Frank Underwood (Kevin Spacey), un demócrata del 5.º distrito congresional de Carolina del Sur y coordinador de la mayoría de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Luego de haber sido pasado por alto para su nombramiento como Secretario de Estado, inicia un elaborado plan para llegar a una posición de mayor poder, ayudado por su esposa, Claire Underwood (Robin Wright).

Luego de recibir grandes reconocimientos como 33 nominaciones a los Premios Emmy, a los que también se incluye ocho nominaciones y dos premios en los Golden Globes, la sombra de las acusaciones de acoso sexual contra Kevin Spacey lo cambiaron todo. A las denuncias de abuso contra el protagonista de House of Cards realizadas por el actor Anthony Rapp ocurrido cuando era menor de edad, se le sumaron la de otras víctimas que hacían vida en el medio artístico.

Para muchos la salida de Kevin Spacey marcó el principio del fin para House of Cards

El 30 de octubre de 2017, Netflix anunció que la sexta temporada de House of Cards sería la última  de la serie. La plataforma expresó en aquel momento que la decisión se debió a las acusaciones contra su estrella principal. Finalmente el 3 de noviembre de 2017, la producción despide a Kevin Spacey para proceder a eliminar lo ya filmado de la sexta temporada y proceder a darle protagonismo a su compañera Robin Wright, fue allí donde para algunos fans comenzaron los problemas.

House of Cards y Netflix tomaron en última instancia, la decisión de matar a su protagonista principal, el presidente Frank Underwood, y cambiar la perspectiva del programa para seguir a su esposa y nueva presidenta Claire Underwood (Robin Wright). Aunque si bien es cierto que en el libro en que está basada la serie del escritor Michael Dobbs, el personaje de Spacey también muere, la controversia sin duda lo aceleró todo.

 La principal crítica luego del despido del actor fue que en lugar de enterrar a Frank y seguir adelante lo más rápido posible, toda la sexta temporada se demora en la desaparición del personaje, lo que hace que su fantasma permanezca por completo. La temporada se entregó en exceso a giros y vueltas melodramáticas, que le costó niveles de audiencia.

Luego de varios años de lo ocurrido, la actriz Robin Wright se ha referido varias veces al tema afirmando siempre que el drama político de Netflix todavía atrae fans. Cuando se le pregunta si alguna vez consideró que House of Cards se vio afectado o contaminado por lo ocurrido con Spacey, es contundente al afirmar que nunca le preocupó porque la calidad de la historia y como se narró es incuestionable.

"Nunca pensé en eso. No creo que perjudique el legado del programa. Estoy seguro de que hay un gran colectivo que dirá, 'Oh, el programa fue destruido', pero mucha gente se convertirá, y todavía lo es, en fanáticos."

Carolina Portillo

Especialista en Periodismo Digital recibida de la Universidad Abierta Interamericana y estudiante de la carrera de Diseño Digital. Redactora independiente con una amplia trayectoria en contenidos sobre Series y Películas.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias