I May Destroy You: la serie de HBO que busca educar es una experiencia real vivida de su creadora I May Destroy You: la serie de HBO que busca educar es una experiencia real vivida de su creadora

I May Destroy You: La serie de HBO que busca educar es una experiencia real vivida de su creadora

La ficción escrita y protagonista por MichaelaCoel se mete de lleno en el abuso sexual y en sus consecuencias. Crudo relato inspirado en la experiencia impactante pero personal de su creadora.

I May Destroy You nace de una traumática experiencia personal de su creadora, guionista, codirectora y protagonista, la inglesa Michaela Coel. Pero bien logra volverse universal. Después de ver la ficción de HBO es imposible que el espectador no haga una reflexión sobre sus propias experiencias sexuales, haga introspectiva y se plantee interrogantes. De ahí su título, en español, "Puedo destruirte".

I May Destroy You viene de la propia experiencia de su escritora

La serie, que acaba de finalizar su primera temporada de 12 capítulos en el cable y está disponible completa en HBO Max, bien podría ser catalogada de educativa y utilizada para abrir el debate sobre relaciones sexuales y comprender -en especial para los hombres- lo que es una violación, lo que constituye y la cultura que la perpetua.

I May Destroy You habla y pone en escena el sexo de forma realista y como pocas veces se ha visto antes, como por ejemplo en un intento de relación sexual con Arabella Essiedu, su protagonista, en pleno ciclo menstrual.

No vemos el abuso que ella recibe en el primer capítulo y que marca la trama de la ficción, con su posterior investigación. Nos enteramos a través de flashback que Arabella fue drogada y violada tras una salida con amigos en un bar de Londres. Pero sí vemos sus efectos, sus daños.

Y cómo ella vuelve a ser víctima a la hora de denunciar lo sucedido, de culparse a sí misma, de hablar con amigos y que no la comprendan, de recibir los reproches de su pareja por no prestar atención a lo que consume. "Si hubieras visto tu bebida, no habrías sido violada", le cuestiona Biagio, su novio italiano.

También vemos cuando otra pareja ocasional se quita el preservativo en pleno acto sexual, que pasa de ser consensuado a un abuso. "Pensé que te habías dado cuenta", le dice él ante los reproches de Anabella.

Algo similar sucede con Kwame (interpretado por Paapa Essiedu), el amigo de Anabella, que es violado por otro hombre que conoció por una aplicación de citas. Aunque él, afroeuropeo y homosexual, ni siquiera puede expresar con palabras lo que vivió.

Ni hablar de denunciarlo. Eso sí, lo intenta, pero se enfrenta con la homofobia del policía que lo recibe y se retira avergonzado. I May Destroy You demuestra y enseña que las violaciones son mucho más comunes de lo que se piensa.

La historia de Kwame es otro de los puntos importantes que maneja la serie

Que aquí no hay monstruos, sino hombres comunes, personas respetadas que pueden violar el consentimiento de otra persona, incluso sin darse cuenta del daño de sus acciones y las consecuencias que producen. La escritora comenta:

“Antes de ser violada nunca le presté atención al asunto de ser una mujer. Estaba demasiado ocupada siendo negra y pobre. Una pequeña violación parece poca cosa cuando otras chicas mueren lapidadas por tener un celular o sangran hasta morir con los genitales mutilados. ¿Son estos hechos un recordatorio de que no sea tan escandalosa sobre mis propias experiencias? ¿O mi escándalo realmente apoyará las experiencias de todas ellas?"

Ella viene de rememorar lo sucedido en el secundario, en el que una chica blanca, de nombre Theo, denunció haber sido abusada por un compañero negro, amigo de Arabella, que lo defendió. En ese caso, para ella fue más fuerte su grupo de pertenencia. Ahora, Theo es la que dirige y la apoya el grupo de ayuda para sobrevivientes de abuso. La cuestión racial es otro tópico que bien toca la serie.  

Todo esto sucede de una forma salvaje, con mucho ritmo y ciertos toques de humor que le valieron a I May Destroy You un gran número de elogios y a Michaela Coel, de 32 años y ascendencia ghanesa, el reconocimiento como una de las grandes creadoras de la actualidad.

La comedia Chewing Gum, inspirada en su propia obra teatral, fue la que le brindó fama y reconocimiento. Allí exploraba otras facetas personales, como la vida en un barrio popular de la capital inglesa como hija de una familia ultra-católica.

I May Destroy You es una historia para reflexionar

Además de la terapia, yoga, actividad física y mucho diálogo con amigos, Michaela encontró la sanación en el arte. “Tuve terapia y todavía me comunico con mi terapeuta ahora, pero escribir esto fue increíblemente catártico”.

“Durante más de dos años ha sido mi único trabajo; lo que comenzó como mi trauma, se convirtió en una serie”, contó sobre cómo decidió documentar su experiencia y encontrar una respuesta a tanto dolor.

Winder Muñoz

Emprendedor del ciberperiodismo. Creador de contenidos digitales desde 2019. Amante de las series de ciencia ficción y la cultura pop.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias