csi miami csi miami

Las razones que llevaron a la inevitable cancelación del drama policial CSI Miami

CSI Miami disfrutó de varias temporadas con altos niveles de audiencia hasta que comenzó a sufrir algunos altibajos, que irremediablemente, terminaron provocando su cancelación. A pesar de poseer una gran base de fanáticos, CBS decidió ponerle fin por varias razones.

El éxito de la serie CSI Miami desde su debut, como uno de los programas más populares de la trilogía iniciada con CSI: Las Vegas en 2000 y completada posteriormente con CSI: Nueva York en 2004, la llevó a estar al aire por 10 temporadas hasta un inevitable final en el año 2012 que todavía está envuelto en cierta controversia pese a tener una década de haber ocurrido. En la época que la cadena CBS anunció la cancelación del show, los rumores no se hicieron esperar sobre las verdaderas razones que estaban detrás de esa decisión, tanto así que todavía sigue siendo motivo de debate entre sus fanáticos más leales.

CSI Miami sufrió de algunos altibajos que provocaron su cancelación

A punto de cumplir 10 años de haber transmitido su último episodio en abril de 2012, CSI Miami aún se mantiene en la memoria del público como una de las series policiales más vistas en el mundo. Una de las características que la destacan del resto de los espectáculos de su tipo, es que con el paso del tiempo contó con un numeroso y variado elenco liderado por el actor David Caruso en el papel del icónico teniente Horatio Caine, como el jefe de un equipo élite de especialistas forenses.

Desde sus primeras temporadas la serie disfrutó de buenos niveles de audiencia, con una historia que tenía de telón de fondo el ambiente festivo típico de la ciudad de Miami pero que a su vez gira en torno a terribles casos criminales que debe investigar el equipo del Laboratorio de Criminalística bajo la dirección de Caine. Un analista forense, y anteriormente detective de homicidios y oficial en desactivación de explosivos, encargado de resolver y encontrar a los culpables de los más complicados e inexplicables asesinatos.

Sin embargo, ni siquiera la popularidad del espectáculo, cuyo formato lo distingue del resto de sus iguales de la trilogía por tener como telón de fondo el ambiente relajado de las playas de Miami pudo evitar su salida del aire. Aunque sus fanáticos protestaron el no poder ver nuevos episodios del programa, llevaban ya algunas temporadas sospechando que el fin sería inevitable pese a ser del conocimiento público que la CBS había apostado mucho por ella. Sobre todo desde el momento en que comenzaron a presentarse abruptas salidas de miembros del reparto principal.

CSI Miami se caracterizó por las salidas abruptas de sus personajes principales

Actores importantes fueron abandonando la serie por distintos motivos, lo que a la larga afectó gravemente su popularidad para las temporadas 9 y 10, lo que supuso un gasto innecesario para continuar su producción que la CBS no estuvo dispuesta a seguir asumiendo. En un intento por rescatarla, sus fanáticos aún esperanzados vieron en pantalla el regreso de algunos de sus personajes más admirados del pasado en la figura de invitados especiales, pero fue evidente que este recurso no sirvió de mucho para levantar los números de rating.

Las salidas más lamentadas por los fanáticos y que en perspectiva muchos todavía opinan que contribuyeron al comienzo del fin de la serie fueron especialmente: la de la actriz Kim Delaney como la teniente Megan Donne (en la primera temporada), Rory Cochrane como el detective Timothy Speedle (personaje que salió en la tercera entrega trás morir trágicamente), Sofia Milos como la detective Yelina Salas (en la tercera temporada) Khandi Alexander como la Dra. Alexx Woods (hasta la sexta temporada) y Eddie Cibrian como el detective Jesse Cardoza (solo logró estar durante la temporada 8 y un episodio de la 9).

Gerardo Aguilar

Creador de contenido digital de entretenimiento desde 2018. Amante del rock clásico e historias de ciencia ficción.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias