NCIS Los Ángeles: Este episodio de la temporada 13 ha sido el más extraño de la serie NCIS Los Ángeles: Este episodio de la temporada 13 ha sido el más extraño de la serie

NCIS Los Ángeles: Este episodio de la temporada 13 ha sido el más extraño de la serie

NCIS: Los Ángeles es uno de los mejores dramas de la televisión que resuelve casos sobre crímenes relacionados con personal militar. Todo lo que aparece en la pantalla es ficticio, pero lo que menos esperan los fanáticos de la serie de CBS es encontrarse con un personaje retratado por un canino con un grado de jerarquía en la Marina.

NCIS: Los Ángeles, el spin-off de la exitosa franquicia de larga duración NCIS, se despidió de los fanáticos a finales de mayo cuando concluyó la temporada 13 a través de la cadena de transmisión CBS. El drama criminal estará de vuelta los primeros días de octubre de 2022 con el estreno de la décima cuarta entrega y los espectadores tendrán la oportunidad de ver nuevamente a sus personajes favoritos.

El episodio 16 de la temporada 13 ha sido el más extraño de NCIS: Los Ángeles

La serie se estrenó en septiembre de 2009 y rápidamente se convirtió en uno de los programas de mayor audiencia de CBS. Su éxito se debe a las historias relacionadas con casos de crímenes que involucran a personal militar de la Marina de Estados Unidos y que son resueltos por un equipo de agentes especiales dispuestos a arriesgar sus vidas hasta encontrar a los culpables.

El exitoso programa ha llevado mucha ficción a las pantallas de los fanáticos. En persecuciones riesgosas, tiroteos y situaciones de potencial peligro incluyendo explosiones, los espectadores de NCIS: Los Ángeles han visto al equipo de agentes exponiéndose mientras hacen su trabajo. Esto es normal que suceda en un drama como el spin-off  que arribará en los próximos meses a su temporada 14.

Sin embargo, la serie de CBS no está exenta de presentar casos relativamente extraños como el que narró en el episodio 16 de la temporada 13, titulado “MWD”, que salió al aire a mediados de abril de este año, en el que el equipo de NCIS: Los Ángeles investiga un caso de un secuestro. Pero, lo que hace extraña a esta historia es que la víctima es un perro con un grado de jerarquía militar en la Marina.

Sin duda, este tipo de trama es algo inusual en la televisión, pero tratándose de NCIS: Los Ángeles, se convierte en algo interesante y diferente. La historia inicia con la sargento de artillería de los marines retirados Mary Smith conduciendo hasta su casa. Cuando llega se percata de que hay ventanas rotas y todo está desordenado. Luego, se da cuenta de que su perro Boomer no salió a recibirla.

El episodio 16 de la temporada 13 de NCIS: Los Ángeles narró el caso del secuestro de un perro con rango militar

En el episodio de NCIS: Los Ángeles, llama a la policía para denunciar el robo de Boomer, el cual describió como un secuestro. Resulta que su perro está retirado del servicio con el rango de sargento mayor de la Marina. Era un perro de trabajo militar (también conocido como MWD), con el que Mary trabajó durante tres años como marine y dos años como ayudante de sheriff de reserva. Boomer fue adoptado por ella cuando se retiró.

Resulta que en NCIS: Los Ángeles, a la cabeza de Boomer se le había puesto precio. El equipo de agentes descubrió que estaban pagando una recompensa de 10.000 dólares si se entregaba muerto y 25.000 dólares si lo encontraban vivo. El propietario de un taller de autos estaba relacionado directamente con el secuestro, ya que por culpa del perro perdió millones de dólares en narcóticos incautados. Afortunadamente, el equipo localiza a Boomer justo a tiempo y lo rescata de ser incluido en una red de peleas de perros.

Emiro Antonio

Locutor. Redactor especialista en series policiales, dramáticas y de comedia. Fan de la música y del séptimo arte. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias