The Blacklist: James Spader contó porque siempre termina siendo elegido para el papel de malo The Blacklist: James Spader contó porque siempre termina siendo elegido para el papel de malo

The Blacklist: James Spader contó porque siempre termina siendo elegido para el papel de malo

Mucho antes de que Spader sea "Red" en The Blacklist, interpretó múltiples papeles como malo. Tantos, que será difícil ver a Spader como cualquier otro tipo de personaje. ¿Por qué se encasilla siempre como antagonista en las series?

James Spader interpreta hoy a un criminal astuto en The Blacklist. Pero, desde principios de la década de 1980, lleva en su vitrina una colección de roles. Muchos de ellos, sin embargo, tenían características similares.

James Spader como Raymond 'Red' Reddington en The Blacklist

Su primer papel importante en el cine fue como el hermano de Brooke Shields en la película de 1981, Endless Love. La transición de Spader al niño "malo" en toda regla sucedió con películas como Pretty in Pink, Mannequin, Tuff Turf y Less Than Zero.

El salto de Spader en 1989 a Sex, Lies, y Videotape de Steven Soderbergh, en el que Spader interpretó a un personaje más oscuro, le dio a la estrella un premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Cannes.

Crash de 1996 y el Secretario de 2002 allanaron el camino para su trabajo en horario estelar de televisión. Durante cinco temporadas, Spader interpretó a un abogado arrogante en The Practice, y su spin-off, Boston Legal.

En 2013, The Blacklist llegó con el papel de la carrera de Spader como el buscado fugitivo convertido en informante, Raymond "Red" Reddington. El actor se alejó el tiempo suficiente para volver a convertirse en un villano de Marvel en el éxito de taquilla de 2015, Avengers: Age of Ultron. Con la temporada 8 en camino de The Blacklist, no caben dudas que Spader seguirá su vida de villano.

El actor habló de sus influencias

La estrella de The Blacklist reveló que estaba muy influenciado por un tipo particular de cine cuando era niño.

“Cuando era niño y por primera vez estaba viendo películas de gángsters como James Cagney o películas de Humphrey Bogart, pensaba que era geniales. Eran los personajes que más amaba”.

“Me gustó que me contrataran para interpretar a alguien que era muy diferente a mí. Si en realidad no eres un mal tipo, solo el hecho de que te sientas cómodo con ciertas cosas, como, por ejemplo la sexualidad, significa que puedes aprovechar cosas que otros no pueden".

Aunque esos fueran los motivos reales que llevaron a Spader a interpretar tantos personajes cómo "malo", el actor cree que el verdadero motivo proviene de otra situación.

“Tuve problemas reales, durante mucho tiempo, para que la gente me contratara. Mi ansiedad solía manifestarse de manera extraña. Me acercaba para un personaje inocente y vulnerable, y la respuesta terminaba siendo: 'El personaje nos asustó'".

Carolina Portillo

Especialista en Periodismo Digital recibida de la Universidad Abierta Interamericana y estudiante de la carrera de Diseño Digital. Redactora independiente con una amplia trayectoria en contenidos sobre Series y Películas.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias