Two and a Half Men: El peor momento para Jon Cryer no fue el despido de Charlie Sheen Two and a Half Men: El peor momento para Jon Cryer no fue el despido de Charlie Sheen

Two and a Half Men: El peor momento para Jon Cryer no fue el despido de Charlie Sheen

Si bien Two and a Half Men disfrutó de un arrollador éxito, también es cierto que el escándalo que llegó de la mano de Charlie Sheen y su posterior salida acabó con gran parte de su audencia. Sin embargo, fue su coprotagonista Jon Cryer quien aclaró que el peor momento del programa ocurrió mucho antes de lo que muchos imaginan.

Aunque Two and a Half Men lleva más de siete años de haber transmitido su último episodio (en febrero de 2015), todavía sigue siendo el centro de comentarios de gran parte de su fandom que continúa disfrutando de sus repeticiones en distintas plataformas de transmisión. El gran éxito uno de los programas estrellas de la cadena CBS desde los primeros días sin lugar a dudas se debió a su brillante elenco liderado por el veterano Charlie Sheen en el papel de Charlie Harper y su coprotagonista Jon Cryer quien personificó a su hermano en la ficción Alan.

Two and a Half Men: Jon Cryer recuerda que al principio trabajar con Charlie Sheen fue muy bueno

Cuando debutó en el año 2003, pocos apostaban que una comedia ligera y picante duraría en pantalla por 12 temporadas con no pocos altibajos, el más grave de todos obviamente el ocurrido en el año 2011 cuando la octava temporada tuvo que ser interrumpida después de que el actor Charlie Sheen ingresara a un clínica de rehabilitación, debido a una grave recaída en el abuso de drogas y el alcohol, que terminó con la carrera del actor y obviamente su participación en la serie, sobre todo después de pronunciar varias ofensivas declaraciones públicas.

Sobre la época más oscura de Two and a Half Men, Jon Cryer se pronunció tiempo después, explicando que iba sobre ruedas en las primeras temporadas tomando en cuenta que Charlie Sheen había estado sobrio durante dos años antes de comenzar. Lamentablemente, aunque delante de cámaras el programa seguía funcionando, la realidad es que el ambiente del programa fue desmejorando cuando Sheen comenzó a  salirse del carril mientras iba atravesando dos polémicos divorcios, con las actrices Denise Richards (2002-2006) y Brooke Mueller (2008-2011).

"Charlie y yo realmente nos llevamos bien. Tuvimos unos primeros años fantásticos en ese programa".

"Al principio podía manejarlo, y todavía era increíblemente profesional, y aún así encantador, por cierto, con todos en el set, pero se podía ver que las cosas se le estaban desgastando".

Jon Cryer explicó que la vida privada de Sheen comenzó a afectar su trabajo en la comedia, en un principio muy sutilmente hasta que finalmente se precipitó como un gran escándalo. La decisión final de los productores de Two and a Half Men de acortar la temporada 8 y despedir al actor se produjo después de lo que posteriormente se conoció como un último día errático de filmación. Por obvias razones la primera opción fue cancelar el show, sobre todo porque después de salir de la rehabilitación el comportamiento de Charlie siguió siendo muy errático, con las ya conocidas ofensivas declaraciones que hizo el protagonista contra el creador del programa Chuck Lorre.

Jon Cryer recuerda que el peor momento de Two and a Half Men ocurrió antes de la salida definitiva de Charlie Sheen

Sin embargo, en opinión de Cryer y pese a la opinión generalizada de que el despido de Charlie y su comportamiento escandaloso fue el peor momento que atravesó la comedia de situación, en realidad este ya había ocurrido antes. Sucedió cuando tanto el elenco como el resto del equipo notaron que el trabajo de Charlie Sheen en el programa estaba llegando a un punto de no retorno en lo que respecta a sus adicciones y llegaron a temer que, de seguir haciendo de la vista gorda con este grave problema por mantener la serie al aire, se convertirían en cómplices incluso de su muerte.

“Creo que hubo un momento en el que Chuck Lorre y yo nos miramos y dijimos: 'No vale la pena continuar con este programa si esto permite que Charlie Sheen se suicide'. Si le damos suficiente dinero para hacer lo que sea que termine con su vida, ya sabes, no queremos ser parte de eso".  

"Y creo que, en realidad, cuando despidieron a Charlie del programa, el primer pensamiento entre la mayoría de nosotros fue: 'Está bien, hemos terminado. Esto ha sido una gran cosa, pero hemos terminado en este punto”.

El resto de la historia ya es conocida por todos, aunque evidentemente tanto Jon Cryer como el resto del equipo de Two and a Half Men estaba dispuesto a dejar que se cancelara por el bien de la salud de Charlie Sheen, su creador Chuck Lorre ideó un tipo diferente de solución: aparentemente matar a Charlie Harper y traer en Ashton Kutcher como el nuevo co-líder. Con esta decisión siguieron al aire cuatro temporadas más hasta que finalmente terminó con un final que reveló que Charlie Harper estaba vivo después de todo.

Emiro Antonio

Locutor. Redactor especialista en series policiales, dramáticas y de comedia. Fan de la música y del séptimo arte. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias