Vikingos Temporada 5: Por qué Ivar el Deshuesado decidió dar fin a la vida de su hijo

Vikingos Temporada 5: Por qué Ivar el Deshuesado decidió dar fin a la vida de su hijo

Ivar el Deshuesado, interpretado por Alex Høgh Andersen, tuvo un hijo en la temporada 5 de Vikingos, pero dejó al pobre bebé Baldur morir en el bosque y muchos se preguntan qué estuvo tan mal en el bebé como para dejarlo morir.

Ivar el Deshuesado (Alex Høgh Andersen) tuvo un hijo con Freydis (Alicia Agneson) en la temporada 5 de Vikingos de Amazon Prime Video, pero el pobre bebé, llamado Baldur, murió en el bosque después de que Ivar viera que tenía una deformidad, pero ¿Qué tan grave era? 

La deformidad de Baldur tuvo que haber sido extrema para que Ivar decidiera matarlo, aunque Freydis viera cierta belleza en el

Fue un destino que Ivar una vez casi enfrentó a sí mismo cuando era un bebé, cuando Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel) vio que las piernas de su hijo estaban deformadas y lo llevó al bosque para matarlo. En ese sentido, la muerte de Baldur dio un giro completo a la historia de Ivar en la serie Vikingos.

Ivar, el hijo menor de Ragnar y la reina Aslaug (Alyssa Sutherland), nació con un trastorno genético llamado osteogénesis imperfecta, más conocida como enfermedad de los huesos quebradizos. 

Las probabilidades de que sobreviviera a la dura vida de Noruega en el siglo IX con esta condición eran escasas, por lo que Ragnar sintió que tenía que matar a Ivar. Sin embargo, no pudo cortar la garganta del bebé Ivar y lo abandonó en el bosque. Aslaug descubrió que había desaparecido y lo llevó a casa, e Ivar sobrevivió.

La determinación de Ivar de matar a su hijo es para que su hijo no sufra lo mismo que el

Creyéndose a sí mismo como un dios, Ivar decidió nombrar al bebé en honor al hermoso hijo de Odín, Baldur, pero mientras su madre Freydis vio la belleza en Baldur después de su nacimiento, Ivar solo vio a un hijo que estaba deforme. 

La cara de Baldur nunca se muestra en realidad y no se dice explícitamente qué deformidad tenía, pero según la advertencia de su esposa de que el bebé no podrá alimentarse de su pecho, podemos concluir que nació con un labio leporino. 

La deformidad facial de Baldur habría sido una sentencia de muerte casi tan segura como la enfermedad de los huesos frágiles de Ivar y dada la reacción de la partera y de Ivar al ver el rostro de Baldur, se puede suponer que su condición era bastante extrema.

La decisión de Ivar en Vikingos de dejar morir a Baldur es algo complicada. Mientras se despide de su hijo, le dice que lo está haciendo para que Baldur no experimente el mismo sufrimiento por el que pasó el propio Ivar cuando era niño. 

Winder Muñoz

Emprendedor del ciberperiodismo. Creador de contenidos digitales desde 2019. Amante de las series de ciencia ficción y la cultura pop.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias